lunes, 2 de noviembre de 2015

Noche Seis

Noche Seis


Una vez cerrados sus ojos y después de un tiempo volvió a ser un espíritu, esta noche ya tenía algo especial que hacer pues si convencía al Doctor quizás podría ayudarle en cosas que el necesitará o que los cuerpos que tomaba necesitaran, esta vez no se dirigió al centro pues aunque no le costaba ir como espíritu volver caminando seria toda una odisea sobre todo con un cuerpo que de seguro no funcionaría bien, esta vez se dirigió a las calles que estaban cerca de donde el Doctor vivía, paso  a través de muchas casas y por la apariencia de las ventanas se percataba que había mucho frio aunque él no lo sintiera, buscaba un cuerpo y tardó algunas horas buscando pues había muchas casas en ese lugar, en una de las casas alejadas del lugar se encontró con algo aún más distinto de lo que estaba acostumbrado, entro a una casa donde había un cura que estaba exorcizando a un hombre, la escena era muy aterradora o al menos para Donan que ya de por sí estaba traumado con el tema de los muertos ahora presenciaba como un ente se había apoderado de un cuerpo vivo y no un cuerpo muerto como él lo hacía, aunque como fantasma le era más difícil percibir las cosas en esos momentos tuvo demasiado miedo,  quizás más del que nunca había experimentado, observaba como el cura realizaba un ritual mientras rezaba en latín por el alma de aquel hombre, a su vez el hombre poseído hablaba en latín y maldecía a Dios mientras se retorcía y movía los objetos aparentemente con su mente, al cura y a toda la familia que no estaba presente, Donan tenía mucho miedo pero no podía evitar irse de ahí, se quedó viendo fijamente como el cuerpo se retorcía pero tal vez quedarse fue su mayor error, el ser maligno volteó la mirada hacia donde estaba Donan, parecía que el sí podía verlo, el ente le dijo que él era el siguiente, que mataría a toda su familia y todos los que le importaban, que no podría huir y que le haría sentir el peor dolor que puede haber si es que lo volvía a encontrar como espíritu, Donan salió volando lo más rápido que pudo del lugar demasiado alterado, se dirigía a su casa para tratar de volver a su cuerpo, así que atravesó muchas casas tan rápido que no se fijó en si las personas estaban vivas o muertas, en una de esas casas pudo percatarse que había muchas velas y artilugios extraños como de espiritista, salió de la zona donde había casas y llegó a una carretera, allí en cierto punto atravesó un automóvil que llevaba a un ocupante, pero para la sorpresa de Donan el ocupante gritó en cuanto pasó, Donan iba unos metros adelanté cuando observó que el auto se volteó, fue entonces cuando se detuvo completamente, se regresó para ver qué había sucedido con el conductor, lo miró fijamente y observó que estaba agonizando por las vueltas que había dado y las heridas que tenía, pasaron no más de dos minutos hasta que el alma se separó del cuerpo, el alma de aquel hombre lo miró antes de partir, no le dijo nada a Donan, de alguna forma aquella persona se sintió triste por Donan, Donan tocó el cuerpo, rápidamente despertó dentro de él, se dio cuenta que se llamaba Teral, él de hecho era un Doctor, era joven sin familia ni hijos, había terminado una mala relación, pero era feliz con su familia y amigos, no tenía muchas preocupaciones, Donan a través de sus memorias también descubrió que antes del momento del accidente Teral observó parte del cuerpo de Donan y que en los momentos de agonía él supo que sus costillas estaban rotas y que la sangre iría a sus pulmones por lo que no tardaría en morir, en esos momentos se dedicó a pedir perdón por todo lo malo que algún vez llegó a hacer, Donan se sintió culpable por la muerte que aparentemente el había causado, también intrigado porque pudo ser visible quizás solo para él o se hizo visible y él fue el único testigo, además aún se sentía nervioso por lo que había presenciado antes, descubrió que esa carretera estaba cerca de la casa del Doctor, camino lentamente por un rato hasta llegar a la casa del Doctor, cuando llegó toco la puerta, el Doctor le abrió, le dijo que si era el chico que dijera lo que ya sabía, Donan le dijo que su abuelo había sido poseído frente a él momentáneamente cuando era un niño, el Doctor algo temeroso lo dejó  pasar sin que su familia lo supiera, lo llevó a un cuarto de huéspedes y ahí le dijo que le contará que es lo que había pasado, Donan le dijo que confiara en él, le contó brevemente su día y con mayor detalle lo que había ocurrido en la noche, el Doctor aún era algo escéptico, Donan le dijo que analizara el cuerpo y se daría cuenta que no debía funcionar pero se debería dar prisa porque no tardaría en fallar y si eso pasaba él tendría que lidiar con un muerto en su casa, el Doctor tomó un estetoscopio para sentir los latidos y eran normales, sintió la respiración en los pulmones y esta no era normal, de hecho casi ni se escuchaba, pronto sintió las costillas y las observó todas desechas, le hizo una pequeña cortada y vio que la sangre estaba coagulada, los ojos no respondían bien a la luz y casi no parpadeaba, tras otra pruebas rápida determinó que debería estar muerto, Donan le dijo que debía irse lejos para que al morir el cuerpo no fuera un problema y además quería irse pues estaba muy alterado por lo que había vivido, el Doctor se ofreció a llevarlo cerca del lugar del accidente, Donan aceptó, ambos fueron al lugar del accidente, parece que nadie se había dado cuenta pues no había nadie cerca de allí, Donan bajó de la camioneta y se sentó apoyándose en el auto, allí se despidió del Doctor y dijo que mañana temprano iría a verlo a su casa, el Doctor dijo que si, también le dijo que tuviera cuidado pues lo que había visto significaba que no era lo único que salía por las noches que aun como espíritu tuviera cuidado, Donan dijo que lo haría, ambos se despidieron y el Doctor se fue, tras unos minutos de estar allí Donan salió del cuerpo, aún faltaban algunas horas para las siete pero decidió ir a casa allí esperó un largo rato, se quedó pensando en todo lo que sucedió en la noche, incluso pasaron las siete y no despertó, así llegaron las nueve, Donan decidió tocarse para despertar sobre todo porque era domingo y sería muy raro que despertara temprano, así abrió los ojos e inicio un nuevo día.