martes, 3 de noviembre de 2015

Dia Siete

Día Siete


Esta vez amaneció más confundido de lo normal pues lo que él había experimentado no lo había vivido o visto mucha gente, esta mañana trato de alistarse más rápido, hizo lo que tenía que hacer para salir más temprano e ir con el Doctor, salió tan rápido como pudo de la casa, camino rápido pero sin correr hasta la casa, pasó cerca de los sujetos que lo molestaban, le pidieron la hora y les dijo que era hora de que hicieran algo de sus vidas, Donan se pasó de largo sin miedo de ellos pues ahora ellos ya no le afectaban en lo absoluto, sorprendentemente estos sujetos no le dijeron nada, pronto llego con el Doctor, tocó la puerta y el Doctor le abrió, el Doctor lo recibió y le dijo que lo llamara por su nombre Taes, así que Donan pasó adentro de la casa, le dijo a Taes que si ahora ya le creía, Taes le dijo que si, que definitivamente le creía, solo tuvo que ver para creer, Donan le preguntó si lo que hacía en verdad era correcto y que si era peligroso no tanto por lo físico sino por lo espiritual, Taes le respondió que era correcto pero no podría decirle si era peligroso, que estaba bien que ayudara a las personas de todos los modos que pudiera pues él tenía esa habilidad seguramente para hacer lo que hacía pero que el demonio que seguramente había visto representaba algo más que un ser maligno, representaba todo un mundo que incluso siendo parte de él Donan lo desconocía casi por completo, Donan preguntó que en donde podía encontrar respuestas, Taes le dijo que no sabía dónde podía encontrar lo que necesitaba, por último el Doctor Taes le dijo que si lo volvía a necesitar para algo contará con él pero que recordará que él era un Doctor y no una especie de espiritista, Donan se despidió de Taes por su nombre y decidió irse a casa, en su camino pensó en lo que le dijo Taes, pensó en que era un Doctor y no un espiritista, esto lo hizo recordar su rápida huida del lugar del exorcismo, recordó esas cosas peculiares que observó en una de las casas, eran objetos un tanto extraños, cosas como de vudú y cruces, en realidad eran muchos símbolos, algunos símbolos los conocía porque eran característicos de las religiones más conocidas pero había otros que jamás había visto en su vida, al hacer memoria imaginó todo el mapa de la ciudad como un plano cartesiano, ubicó entre el oeste y el sur la casa del Doctor y la zona donde estaba la casa la ubicó entre el norte y el este, dedujo que una vez que salió huyendo de la casa se dirigió al sur por varios kilómetros, entonces al ubicar su casa en el cuadrante norte-este supo que dirección tomar para ir a la casa de aquel espiritista, después de esto se dio la vuelta y se dirigió a casa del espiritista, en el camino paso por casa de un amigo con el que pasaba las risas y decepciones a las que estaba acostumbrando, su amigo se llamaba Lemí y solo lo veía en clases, solo lo saludo brevemente y siguió caminando, pensó en que le debía mucho, caminó por un rato pues era más difícil cuando no se transportaba en forma de semihumano, pronto llego a una casa en la que preguntó si había un espiritista cercano, le respondieron que sí y le dieron indicaciones de cómo llegar, también le advirtieron sobre el peligro potencial al que se dirigía, Donan caminó un poco más hasta llegar al lugar que había visto, toco la puerta y una mujer morena sin características muy definidas le abrió la puerta, le dijo que pasará, le pregunto su nombre y él le respondió, Donan le pregunto el nombre a esa mujer y le dijo que sería mejor que no lo supiera así no alteraría su vida ni para bien ni para mal, Donan aceptó la propuesta y le dijo que no tendría mucho dinero para pagarle, la mujer le dijo que si era algo muy importante bastaría con que nunca volviera a ese lugar, así Donan procedió a decirle lo que había vivido en los últimos seis días, la mujer le creyó cada cosa que le dijo y realmente se sorprendió con la historia, parecía que aunque sabía del tema era algo muy inusual aun en este mundo, la mujer le advirtió de muchas cosas, primero le dijo que el demonio lo pudo ver porque ellos siguen siendo espíritus aun en un cuerpo, también que era el único del que sabía que podía morir cada noche y volver a su cuerpo al día siguiente, otra cosa que le dijo fue que era anormal que no hubiera más fantasmas, entes y espíritus por ahí vagando, al preguntar porque le dijo que era porque los demás podían percibir a ese demonio que habitaba a aquel hombre, seguro era muy poderoso y nada podía interponérsele pero por alguna razón él no lo sentía y por eso seguía allí, también le dijo que si el demonio se liberaba y lo reconocía lo atacaría a él como espíritu, a su cuerpo y a aquellos que le importaban, que lo que le dijo era totalmente verdad y era aún mucho peor de lo que se imaginaba, por ultimo le dijo que si podía cambiar su forma lo hiciera para que el demonio no lo reconociera en el día pues el sí podría atacarlo en el día y Donan no podría defenderse, le dijo que buscara la luz dentro de él y que tenía ese don por algo especial y que no debía desaprovecharlo, después de esto, le dijo que aunque sabía que tenía más dudas, él ya sabía algunas respuestas y lo que no le había dicho no se lo dijo porque no era el momento indicado. Donan agradeció, se despidió y se dirigió a casa, al llegar a casa ayudó en las tareas del hogar, hizo sus deberes escolares y se quedó a ver televisión hasta que llegó la hora de dormir, se preparó, se acostó en su cama y se dispuso a dormir.