miércoles, 4 de noviembre de 2015

Día Ocho

Día Ocho


Donan abrió sus ojos pero ya no tenía la misma mirada de siempre, cada día amanecía alterado que el día anterior pero esta mañana creía que la misma existencia tenia y no tenía sentido, aun siendo espíritu pudo haber muerto, quería hacer cosas buenas pero se enfrentaba a cosas que no podía entender y mucho menos enfrentar, recordaba que tal vez no estaría a salvo en el día, tardo más en levantarse e ir a la escuela, realmente no quería salir de su casa, no quería seguir vivo o estar muerto, no quería existir de ninguna forma, hizo las cosas que necesitaba para ir a la escuela, salió de su casa en horario normal, durante el camino esperaba que el demonio no lo estuviera siguiendo, después de un rato pensó en que no lo debía estar siguiendo porque la noche anterior no lo había visto y si lo hubiera visto tal vez ya hubiera acabado con su vida, así que se dispuso a ir más tranquilo a la escuela, llegó, entro a su salón y recibió las mismas clases tediosas de los lunes hasta que llegaron las diez treinta de la mañana que era su hora del receso, como todos los días salía con su amigo Lemí a unos barandales de un segundo piso en uno de los edificios de la escuela para comer lo que sus madres le habian preparado para desayunar, aunque se llevaba con otros, no los apreciaba de la misma forma, los demás lo conducían al alcohol y las drogas, pero Lemí era un verdadero amigo que siempre le daba buenos consejos, Donan decidió que no podría afrontar lo que vivía solo y como Lemí siempre lo ayudaba en todo quizá sabría qué hacer si a él le pasara, primero le empezó a contar lo que le sucedió la primera noche, luego le describió como eran sus poderes para aquel entonces, Lemí no le creía nada pues él era muy listo y no podía creer algo tan ilógico, creía que era una broma, luego sonó la alarma para volver a clases, ambos se pusieron de pie para dirigirse a su salón cuando quizá paso lo peor que le sucedió a Donan en toda su vida, sintió un dolor físico parecido a que te amputaran una parte del cuerpo sin anestesia y emocional como si viera morir a toda su familia por las manos de un asesino, no supo cómo paso pero cuando reacciono Donan estaba varios metros lejos de su cuerpo aun en el segundo piso, para cuando pudo reaccionar observó como  Lindro en su forma quemada se apoderaba de su cuerpo, solo giro su cabeza hacia Donan con una sonrisa malévola y sin más empujo a Lemí por los barandales hacia el suelo, Lemí cayó de espaldas aparentemente con su cabeza primero, Lindro se quedó observando dentro del cuerpo de Donan, Donan trató de golpear a su propio cuerpo y sacar a Lindro de él mientras la gente corrió rápido a ver a Lemí, pronto se dieron cuenta que no seguía con vida, Donan estaba furioso y triste con una rabia inmensa, lanzaba toda clase de insultos contra Lindro pero parecían no importarle, aún con Donan tratando de hacerle daño el bajó para contemplar el cuerpo de su amigo, Donan sabía que Lemí  no estaba muerto porque no había visto su espíritu, pero cuando volteó a ver el cuerpo observo como el espíritu de Lemí se separaba de su cuerpo, Donan fue rápido a ver a Lemí, Lemí le dijo que ahora le creía pero que no comprendía porque lo había matado,  Donan le dijo que su cuerpo fue poseído por un demonio y que de verdad lo lamentaba, que lo perdonara, cuando empezó a desintegrarse Lemí le dijo que si lo perdonaba, por ultimo Lemí le dijo a Donan que si tenía una habilidad especial la usara para algo grande, así en pocos segundos Lemí se desintegro, Donan continuaba furioso y le dijo a Lindro que ya estaba muy cerca del cuerpo que si no lo podía dañar como espíritu lo haría como una persona, Donan tocó el cuerpo de Lemí, se puso de pie y estaba realmente molesto, así que empezó a correr por Lindro, fue hacia él y tan pronto estuvo frente a él lo empezó a golpear al hígado, al estómago, a la cara, a la mandíbula, a toda parte sensible que él tuviera, Lindro no se defendía, parecía alegrarse de que eso estuviera asando, Donan le pregunto que si eso lo divertía, Lindro le respondió que sí y mucho, Donan entonces hizo algo que no se hubiera creído capaz, tomó a Lindro o a su verdadero cuerpo, de la cabeza y la giró rompiéndole el cuello, así que Donan terminó con la vida de Lindro al menos en ese cuerpo, observó cómo su cuerpo empezó a caer al suelo y Donan salió del cuerpo de Lemí solo concentrándose, cuando Donan estaba fuera del cuerpo Lindro estaba afuera pero con su primera forma en vez de la forma del ser quemado, el demonio confundido, furioso y un poco asustado le pregunto cómo había sido capaz de matar a su propio cuerpo, y como había podido escapar de él anteriormente, Donan le dijo que era diferente y no sabía porque, que aunque era más débil no tenía miedo de él, que el pagaría por haber matado a su mejor amigo, el demonio solo sonrió porque sabía que Donan no le podría causar ningún daño, entonces Donan fue contra Lindro, Lindro trató de tomarlo de la misma forma que lo hizo la primera vez pero no pudo porque Donan lo esquivo, entonces Donan lo tomó del cuello y lo arrojó lejos, Lindro se preguntaba cómo había pasado eso, le dijo que era imposible que un alma tan débil pudiera solo tocarlo, Donan le dijo que no era solo un alma, era algo más, ambos se dirigieron el uno contra el otro, chocaron sus puños y fueron repelidos de la misma forma, se volvieron a acercar, ambos tenían la forma humana con la que se conocieron, Donan lo golpeaba a la cara, Lindro le respondía con una patada a su cabeza, pero Donan puso su mano en el corazón de la forma de Lindro, entro en su mente, en sus recuerdos, en su pasado y comprendió que era un demonio que fue lanzado hace mucho tiempo a la tierra desde el infierno, su misión era reclutar almas para el infierno, lo hacía por placer a través del tiempo hasta que se encontró con Donan, el único que no trascendía, el único que escapó, el único que le dio curiosidad, el único al que siguió ara ver como era su vida, el único por el que esperó y cuando llegó el momento le quito algo que en verdad le importaba para ver si se debilitaba pero fue el único que solo se hizo más poderoso, quizá más que él, Donan lo soltó y le dijo que ahora sabía que ya no era débil, y que no permitiría que lo siguiera haciendo, lo tomó del cuello y lo arrojó tan lejos como pudo, Donan fue aún más rápido y llegó al lugar al que lo arrojó en menor tiempo del que tardo Lindro, Lindro se dio cuenta que estaba junto a una iglesia, tenía miedo pero le dijo a Donan que no le podía pasar nada porque había sido desterrado de ese plano y que si planeaba eliminarlo metiéndolo allí no podría hacerlo porque el creador aunque lo odiaba no le permitía entrar en esos lugares sagrados,  Donan le recordó que él era diferente y que no pensara que se salvaría, que lo metería allí para que fuera juzgado por alguien superior a ellos, Lindro se reía mientras Donan lo volvió a tomar del cuello, Donan lo arrastro muy debilitado a la iglesia caminando lentamente, al atravesar una pared sintió que Lindro no podía pasar, Lindro se rio sarcásticamente, Donan se concentró y lo hizo pasar por la fuerza a la iglesia, Lindro se asustó mucho y empezó a desintegrarse, mientras se desintegraba le gritaba que como era posible y en sus últimos segundos Donan le respondió que era posible debido a que el luchaba por las razones correctas, así Lindro despareció, Donan fue rápidamente a ver su cuerpo, intento tocarlo pero estaba bloqueado, parecía que ahora ya no había regreso, no sabía qué hacer, tenía que ir con la espiritista pero sabía que no podía ir como un alma, debía ir con un cuerpo así que buscó un cuerpo pero como era de día era muy difícil encontrar alguno, así se la paso el resto del día buscando un cuerpo hasta que llegó la noche.