lunes, 2 de noviembre de 2015

Día Seis

Día Seis

Esa mañana se preparó más rápido para salir temprano aunque era sábado, cuando Donan pasó con el doctor y le pregunto qué era lo que en verdad tenía, él le informo que tenía un tumor y que ya debería estar muerto, también, que solo guardo el secreto porque se lo pidió pero le tendría que decir a sus padres de todos modos, Donan le suplicó que no lo hiciera, que le explicaría todo y seria su asistente si lo deseaba, pero primero debía escucharlo así que sin que la familia del doctor escuchara inicio la historia de lo que le aconteció en los últimos días, al principio el doctor no lo creyó pero poco a poco se fue haciendo más creíble la historia hasta que le dijo que si le creía, debido a que cuando era un niño de cinco años el experimentó algo que lo dejó marcado toda su vida pero que hasta ahora no tenía tanto sentido, el doctor le dijo que cuando su abuelo murió él se quedó solo con el cuerpo en los primeros momentos que estuvo muerto, luego su abuelo despertó y le dijo que corriera, entonces su abuelo se levantó de la cama y le hablo en latín, le dijo, moritur, posteriormente lo trato de ahorcar, su padre llegó y golpeo a su abuelo, este cayó al suelo y empezó a lanzar espuma por la boca mientras  se convulsionaba y decía satan, después de esto el abuelo quedo quieto y murió definitivamente, o al menos su cuerpo, nadie de su familia dijo nada y nunca lo mencionaron, el funeral siguió como si nada hubiera pasado y la muerte diagnosticada fue de infarto pues no hubo rastros de espuma en la boca ni el golpe en la cabeza, cuando creció descubrió que moritur era muerte en latín y obviamente Satan era Satanás. Donan escuchó la historia atentamente, pensó en que pudo haber sido lo que realmente pasó ese día pero no pudo imaginar nada, ahora que había encontrado a alguien que le creía y además sabia cosas sobre ciencia procedió a preguntarle algunas dudas que no podía responderse, cualquier otro lo hubiera hecho en google pero él no tenía dinero para tener internet en su casa o siquiera para rentar tiempo en un ciber por algo que no era para la escuela, además vivía demasiado lejos de las bibliotecas que ofrecen estos servicios gratuitos, lo primero que pregunto fue por qué si moría cada noche no estaba “tieso” al volver a la vida o al ingresar en los cuerpos muertos pues debería afectarles el Rigus Mortis como a los demás muertos, el Doctor le dijo que si de verdad moría y volvía a la vida no entendía porque su cuerpo no sucumbía ante estos efectos naturales, después  preguntó cómo es que absorbía los recuerdos de los muertos, el Doctor algo inseguro le dijo que los cerebros funcionan como computadoras que guardan información relevante y seguramente su alma era como un usuario que podía acceder a la información de forma física, Donan se quedó insatisfecho pero decidió preguntar otra cosa, le preguntó que si había oído de alguien con una habilidad parecida con sus colegas en el mundo de la medicina, el Doctor tampoco supo responder pues no había ningún antecedente conocido de estos casos, Donan se dio cuenta que la ciencia no lo podía explicar o al menos no la medicina pero seguro sería inútil tratar de averiguar cosas con un científico, Donan solo le hizo una última pregunta, le dijo que si creía en verdad que él podía hacerlo, el doctor le dijo que si le creía pero un poco, que necesitaría pruebas para comprobarlo, Donan le dijo que esa noche si no ocurría nada que ameritara su ayuda vendría a su casa con un cuerpo poseído para que lo comprobara pero solo si se aseguraba de que nadie además de él se enteraría, el Doctor aceptó pues no tenía nada que perder pero que para poder entrar con un cuerpo debía de contarle la historia de su abuelo para dejarlo entrar también le sugirió que se reunieran en el consultorio, Donan le dijo que aceptaba pero que solo en su casa pues si salía en la noche le podrían pasar cosas mucho peores que lo que le haba contado que mejor no se arriesgara, el Doctor aceptó, Donan se despidió y quedo de verlo en la noche en cuanto pudiera trasladar un cuerpo, posteriormente se dirigió a casa para acabar sus tareas de la escuela pues eran muchas y no quería dejarlas para último momento, en cuanto volvió a casa desayuno rápidamente y se puso a hacer sus tareas que en su mayoría eran problemas matemáticos y buscar definiciones,  se pasó toda la tarde haciendo lo que debía pero como cualquier joven tardó tanto debido a que se distraía sobre todo con la televisión pues pasaban su película favorita sobre una carrera de caballos en el desierto, así llegó la hora de comer, continuo con sus tareas, las terminó, se sentó un rato a relajarse, le volvió a doler la cabeza, cenó y se fue a recostar sin dormir, solo para descansar del dolor que padecía, así paso el tiempo hasta que llegó la hora de dormir.