sábado, 7 de noviembre de 2015

¿Cómo se enfrentan alguien que ve el futuro a alguien que cambia la realidad?

¿Cómo se enfrentan alguien que ve el futuro con alguien que cambia la realidad?

En la lucha del bien contra el mal siempre hay peones o guerreros de ambos lados cuando los guerreros son peones y hombres se dividen en visores como los que luchan por el bien y lo correcto y errantes como los que luchan por el mal y sus intereses estos últimos mayormente conocidos como dictadores, ambos nacen en pares destinados para encontrarse con su contrario donde solo uno permanecerá saben que tienen un contrario porque a través de sus sueños ambos lo visualizan físicamente, un visor ve máximo 10 minutos al futuro durante los primeros 21 años de vida a partir de los 5 años y posterior a esta edad pueden ver máximo 1 semana al futuro por otro lado un errante puede volver en mente y cuerpo máximo 10 minutos en el pasado durante los primeros 21 años de vida a partir de los 5 años y posterior a esta edad pueden volver máximo 1 semana hacia atrás, normalmente los visores se ocultan de los errantes pues al ver lo que va a suceder usualmente pierden debido a que en el primer duelo los visores ganan pero al final el errante cambiara la balanza a su favor, o mejor dicho la realidad a su favor, pero ahora los visores no están solos pues uno de ellos está acabando con muchos errantes, todo sucedió en una protesta pues al ser humanos tienen ideales, el visor era un protestante de 21 años contra el gobierno y el errante era un policía anti-protestas de 21 años al que alguien le arrebató sus armas, cuando la protesta inicio entre las peleas que había de ambos lados se encontraron ambos personajes, sabían que eran los opuestos pues complementaban la cicatriz del equilibrio una en forma de cruz positiva y otra en forma de guion negativo, al estar frente a frente el policía sonrió como cualquier errante acostumbra pues él creía que tenía la pelea ganada y por consiguiente su vida asegurada, el dio un golpe directo al hígado al protestante el cual fue acertado, posteriormente dio otro a la cara pero el protestante la esquivo, trato de patearlo en el abdomen pero el protestante lo detuvo con ambos brazos, tomo su pierna la elevó y lo tiro al piso, posteriormente se dispuso a patearlo en la cabeza, entonces el policía regreso 27 segundos en el momento donde comenzó su sonrisa, nuevamente sonrió por unos 8 segundos, esta vez fue directo a la cara donde acertó el primer golpe, posteriormente se dirigió al estómago pero el protestante lo esquivo, el policía trato de golpearlo en los testículos por desesperación pero tampoco pudo pues con sus manos detuvo su pierna, nuevamente la tomó y con una patada al ras del suelo pateo su pierna de apoyo lo cual lo hizo caer al suelo solo evitando la caída a través de sus manos las cuales puso hacia atrás y contra el suelo, el protestante lo pateo por la espalda mientras lo sujetaba de esta manera, entonces el policía regreso el tiempo, como su poder lo limitaba a regresar a un punto anterior de un regreso esta vez regreso al mismo punto de partida pero ya no sonrío y no inicio la pelea, fue entonces cuando el protestante hablo e intercambiaron diálogos:
-Ya no tienes esa sonrisa, significa que ya te diste cuenta
-¿De qué me hablas? Yo decido lo que tú ves
-Sabes que no me vencerás nunca, porque yo decido cuánto ver
-Cambiare la realidad cada vez que sea necesario hasta verte sufrir
-Pues entonces regresa al pasado y hazlo, nunca podrás, por primera vez los errantes no podrán ganar, una vez que acabe contigo iré por otros
Entonces el policía regreso el tiempo, esta vez fue una cara de enojo y rabia la que tenía, él se dirigió hacia el protestante y se dejó ir descontroladamente dando golpes que nunca fueron certeros ni a la cabeza, el torso, la entrepierna, las piernas e incluso por la espalda mientras esto sucedía el protestante dijo:
-Esta debe ser la segunda, tercera o cuarta vez que regresas la realidad, para este punto me quieres vencer aquí y ahora sin importar lo que pasé, la rabia te ha dominado, seguramente reíste la primera vez que regresaste pero ya no fue divertido a la segunda y mucho menos a la tercera si es que la hubo, estoy seguro que si te veía reír era porque eran las primeras veces que regresabas, si te veía serio era porque querías saber la verdad y si estabas enojado era porque sabias la verdad justo como ahora, deje que me dieras el primer golpe para que sintieras confianza pero ahora que ya eh comprobado mi método ya no haces falta aquí, gracias.
Fue aquí cuando en un golpe como los tantos fallidos al estómago el practicante dio un golpe certero en la cien lo cual noqueo al policía errante, luego el protestante visor golpeo lo más fuerte que pudo la tráquea del errante y este jamás despertó, este fue el inicio de la era en que los visores ya no solo ayudarían desde las sombras, ya podrían estar en contra de los errantes y luchar a la par.

Este suceso me correspondió contárselo a mas visores pues yo soy un neutro, nosotros solo estamos cuando hay batallas entre visores y errantes para equilibrar o como me gusta llamarlo neutralizar las desventajas que pueda haber, fui yo el que le quito el arma al policía pues los neutros detectamos tanto a visores como errantes e instintivamente sabemos que acciones realizar para igualar la pelea sin embargo debo decirte que esto solo fue el principio de algo más grande al menos en la historia de nuestro planeta.