domingo, 8 de noviembre de 2015

La Moneda

Estaba en el autobús, tenía en mis manos una moneda de $10 y a mi lado estaba mi mejor amiga, hablábamos casi como siempre del futuro y del destino que nos es siempre desconocido, en ese momento lancé la moneda al aire y solo podía caer Águila o Sol (Cara o cruz), giró por unos momentos en el aire y para cuando cayó en mi mano de nuevo, la cara que mostraba era un águila, entonces le dije que si tenia idea de lo que era la vida porque la cosas en realidad pasan porque tienen que pasar, prueba de ello era la moneda que cayó águila por que yo la lancé con cierta aceleración hacia arriba donde existían diversas corrientes de aire generadas incluso por lo que habíamos estado hablando, que el autobús hacía que todo vibrara incluso al momento de lanzarla, que la gravedad de la tierra la atraía al centro de la misma, que la tierra rota a cierta velocidad y se traslada al rededor del sol en el sistema solar que se desplaza en la Vía Láctea que se acelera cada vez más y más por la expansión del universo y los efectos de a materia oscura, todo esto debido a que decidí lanzar la moneda porque hablábamos del destino porque tomamos ese autobús porque veníamos de la escuela porque estudiábamos preparatoria porque seguíamos nuestros sueños porque nos conocimos porque yo me mudé porque se murió mi abuela porque vivía con ellos porque no crecí con mis padres porque ellos estudiaban porque tenían sus sueños porque os educaron sus padres porque ellos nacieron de ellos y mis ancestros de ellos y así sucesivamente hasta llegar al momento de la evolución del hombre retrocediendo hasta la creación de los mamíferos, de la vida, de la tierra, del sistema solar, de la galaxia y de universo.

Todo el universo hizo que esa moneda fuera lanzada solo para terminar siendo este pensamiento, fue lanzada porque tenia que ser lanzada.