jueves, 29 de octubre de 2015

Noche Tres

Noche Tres

Cuando empezó a dormirse de un momento a otro como los días anteriores su alma se separó del cuerpo, aún quedaba más de un día para los resultados por lo que decidió salir a la ciudad a usar un cuerpo y ayudar con lo que pudiera, parece que no había sido una tarde muy tranquila cuando se acercaba al centro escuchó un disparo, aunque iba a su máxima velocidad cuando llegó solo estaba el cuerpo de un policía al que parecía que le habian disparado en el hígado, observó a su alrededor y no pudo ver al asesino, pero eso no lo detuvo, dio una vuelta cerca de un parque muy descuidado que tenía maleza porque cualquier criminal se habría ido por allí pero resulta que este no lo había hecho, sin embargo fue muy afortunado de haber hecho esto, en las yerbas un poco alejado de la escena del crimen un hombre llevaba cargando a una mujer joven que estaba golpeada, la mujer estaba llorando mientras era arrastrada lejos de ahí, alcanzo a oír que el hombre le dijo que si seguía llorando ahí mismo lo hacía y la mataba, que la llevaba lejos para que nadie escuchara sus gritos, tal vez iba a violarla o matarla pero Donan no se quedó para averiguarlo, a máxima velocidad fue por el cuerpo y llegó a él en seis segundos, lo poseyó y empezó a correr mientras descubría a través de sus memorias que se llamaba Láro, que no tenía hijos y tenía una agradable familia y sobrinos, tampoco observó quien era el asesinó, tenía tranquilidad en el fondo debido a que tuvo una buena vida por lo que Donan sabía que lo que pasará con este cuerpo no importaría mucho, mejor debía usarlo para el bien mientras pudiera pues tenía buenas capacidades atléticas, no por nada era policía, a través de la maleza corrió, el criminal que iba por delante y el lloriqueo de la mujer hacían tanto ruido que no se escuchó el cuerpo de Láro acercarse, cuando llegó allí este le dijo, que pusiera las manos arriba, el criminal hizo caso con una sonrisa muy sarcástica pero Donan no podía detenerlo y llevarlo a la policía pues estaba muerto, su herida no se notaba en la oscuridad a pesar de que era luna llena, lo que hizo fue esposarlo, el criminal no opuso resistencia y quedo esposado, Donan lo amarró de las piernas con las yerbas de ese lugar, le dijo a la chica que lo acompañará a un lugar seguro y que después lo denunciara, Donan ocultando su herida junto con la chica fueron hasta la ciudad, le dijo que fuera a una casa que estaba cerca de allí y que denunciara al criminal que dejó amarrado y esposado, Donan decidió irse pues el cuerpo cada vez servía menos, camino unos metros lejos de la casa y calló nuevamente muerto, se separó del cuerpo, trato de entrar en él nuevamente pero es como si estuviera bloqueado, después de eso volvió a casa, pensó en que seguro había vuelto a morir debido a que el cuerpo estaba dañado sin que a este le  dispararán como a los otros, también pensó que no importaba si poseía un buen cuerpo, si ya había muerto una vez no tardaría en volver a hacerlo y de una u otra forma también tenía que morir al amanecer para poder volver a su propio cuerpo, esperó el amanecer durante la noche restante pensando en su pasado y sobre el destino, una vez que llegó la hora indicada volvió a su cuerpo e inicio un nuevo día.