miércoles, 28 de octubre de 2015

Día Uno

Día Uno



Donan, en este universo, es un joven de 16 años, tiene problemas familiares, personales y existenciales, su vida no es normal, aunque tiene a sus dos padres y es hijo único se siente muy distanciado de ellos, además a lo largo de su vida ha presenciado muchas cosas sobrenaturales, él ha visto fantasmas, duendes e incluso ovnis, pero en la vida la mayoría de las personas llegan a presenciar una, dos o incluso estas tres cosas.
Donan no sabe que le depara la vida, el asiste a la preparatoria, escucha, bromea, estudia, se divierte y se enfurece, tiene amigos y como a cualquier chico le gusta una chica que conoce pero no muy bien y apenas le habla, a veces solo le gusta ir a la escuela para verla pues si fuera su decisión no iría, no es bueno en matemáticas, química ni lengua aunque destaca en habilidades informáticas y pensamiento analítico, Donan es un chico que a veces fuma cigarrillos y toma alcohol porque cree que no será aceptado por sus “amigos” aunque en el fondo no le agrada hacer estas cosas, le gusta ver televisión, sobre todo las películas que pasan en la televisión pública pues él no tiene televisión de paga, es humilde, no conoce la riqueza, su madre y su padre trabajan como jardineros para aquellos que tienen tierras donde cortar hierbas, vive en una ciudad pequeña pero con mucha delincuencia, sobre todo en las noches, el quisiera ya no vivir en esa ciudad pero parece que no hay nada que pueda hacer pues sabe que no podrá ir a una universidad sin embargo es de esas personas que a pesar de todo es optimista y a veces tarde o temprano eso se regresa.

Donan tuvo un largo día en la escuela, se resbaló mientras pasaba al pizarrón en la clase de matemáticas y fue blanco de burlas por parte de la mayoría de sus compañeros durante el resto de las clases, trató de darle buena cara a la situación pero fue algo que de una u otra forma le afectó, cuando salió de clases camino los dos kilómetros que recorre cada día hacia su casa, como siempre evitó a los chicos que no estudian ni trabajan que siempre le preguntan la hora y le causan temor cerca de la mitad de su camino porque siempre que le hablan están fumando algo que el desconoce pero claramente no es tabaco, llegó a su casa muy cansado, le dolía la cabeza, de hecho lleva un tiempo doliéndole pero aunque le diga a sus padres que le afecta mucho, no podrán hacer nada pues no tienen dinero si necesitara un tratamiento o algo, mejor prefiere creer en su madre pues ella dice que es normal en los jóvenes que están creciendo, después de comer, hacer su tarea, tomar un baño, estar leyendo cosas y platicando con algunos amigos en su teléfono decidió irse a dormir alrededor de las 10 de la noche, nuevamente le dolió la cabeza pero no tardó mucho en quedarse dormido.