jueves, 29 de octubre de 2015

Noche Dos

Noche Dos

 Cuando llegó la noche, inmediatamente que Donan cerró los ojos, murió y se separó de su cuerpo, se puso de pie, se concentró y convirtió sus piernas en esa nube desintegrada de la noche anterior, nuevamente se preguntó que pasaba y donde podía encontrar respuestas, pensó en ir a una iglesia, ir al cementerio o buscar a un experto en el tema, luego recordó que pudo poseer un cuerpo y que salvo a una niña inocente, que podía usar esa habilidad al menos en lo que conocía sus resultados médicos, después de todo si no era algo maligno tendría tiempo de investigar lo que le sucedía, así que decidió salir y ver en que podía ayudar, después de todo matar era un caso extremo, seguro podría ayudar sin hacer este tipo de cosas, salió de su casa, mientras viajaba a los barrios peligrosos miraba su forma intangible que de hecho se veía muy física, se concentró e hizo que su mano cambiara de forma, la convirtió en cadenas y las agitó, desde luego solo hizo eso para comprobar lo que dicen las personas de que los fantasmas pueden cambiar de forma, volvió su mano a la normalidad y se transformó en un perro, dio unos pasos y volvió a ser el humano semi desintegrado que era al principio, luego siguió su camino, a los barrios, no tardó mucho en llegar cuando al pasar por una casa presencio algo horrible, atravesó las paredes de un baño donde había una adolescente que tenía unas pastillas a su lado, Donan quien valoraba la vida le gritaba que no lo hiciera, que fuera optimista, que no se rindiera, que siguiera luchando, pero al ser una fantasma no podía hacer nada en el mundo tangible, sin poder hacer nada estuvo con ella todo el tiempo, la vio introducirse las pastillas a su cuerpo, la vio sufrir, la vio agonizar y finalmente la vio morir, presencio como su alma se desprendió del cuerpo, ella salió y antes de desintegrarse pudo hablar con ella, le preguntó su nombre y le dijo que se llamaba Santel, Donan le dijo que ahora era tardé pero que a donde fuera esta vez no se rindiera, le dijo que intentará volver a su cuerpo por una segunda oportunidad, ella lo intentó, pero antes de tocar su cuerpo comenzó a desintegrarse y se fue para siempre, Donan pensó en que podría entrar en su cuerpo para obtener sus memorias y poder despedirse, la toco y para su sorpresa la pudo sentir, no la atravesó pero tampoco entro en su cuerpo, él fue rechazado por el cuerpo, pensó que hasta una mujer muerta lo rechazaba, lo intentó varias veces pero no consiguió nada, decidió irse un tanto triste por lo que paso a buscar otras personas a quien ayudar o un cuerpo al cual poseer, salió de la habitación y recorrió un rato los barrios, encontró un vagabundo muerto junto a un perro, llegó con el vagabundo pensando que tal vez tampoco lo podría poseer como a la chica, pero en cuanto intentó tocarlo estuvo dentro de él, descubrió que se llamaba Casu, observó que los recuerdos más importantes que tenia de hecho eran los más recientes al lado de su perro, descubrió que era mudo pero sabía hablar con señas, de hecho su perro se llamaba amigo, lo rescató de cuando alguien lo tiró en la calle para que muriera de hambre, estuvo al lado del perro y pensó en que debía usar el cuerpo para ayudar a las personas pero también ese cuerpo sentía algo por el perro así que decidió quedarse con el perro unos momentos, después de unos minutos despertó al animal y este le empezó a gruñir, Donan le dijo en señas, oye amigo sé que no soy Casu pero se lo que sentía por ti, él te extraña, y lo hará por siempre pero ya no puede seguir a tu lado, será mejor que busque otro amo, de alguna forma el perro entendió, le dejo de gruñir y se puso de pie, Donan ahora usaría el cuerpo para ir por los criminales, él perro lo siguió, Donan le dijo que no lo siguiera porque no podría cuidarlo, el perro entendía pero no le hizo caso y de todos modos lo siguió, le dijo que lo acompañara esa noche y le buscaría después un hogar pero que tuviera cuidado y se quedara atrás, el perro aceptó, Donan no tardó en encontrarse a un vendedor de droga, fue hacia él lentamente, cuando llegó con él no pudo hablarle, pero sí pudo escribir, escribió en el suelo con una roca que dejará ese mundo o cosas malas le sucederían, el vendedor no se lo creyó aunque se asustó un poco, Donan pronto arremetió contra el vendedor y le hizo tirar parte de su producto, se dio cuenta que era similar a lo que la chica había ingerido, Donan se enfureció porque gracias a personas como él una chica asustada se había quitado la vida, pero tanto el cuerpo como el espíritu sabían que estaba mal matar así que empezó a tirar las drogas al suelo, el vendedor saco un arma y le disparó a su abdomen, Donan se moría de dolor pero no lo demostró, recibió otras dos balas y siguió caminando, se acabaron las balas y tomo al vendedor del cuello, con la cabeza hizo el gesto de decir no, el vendedor dijo que no lo volvería a hacer si le perdonaba la vida, que se iría de ahí y que iniciaría un nuevo camino, Donan asintió y lo dejo ir.              
Después de un rato Donan volvió a morir, el perro lo vio todo, y seguía viendo a Donan aun como espíritu, Donan aun podía comunicarse con el perro, le dijo ahora con palabras, que ahora buscarían un nuevo hogar, el perro se fue con él, tras buscar en varias casas de una zona rica apunto del amanecer encontraron una agradable familia, le dijo que ladrara y pareciera hambriento y necesitado, el perro le hizo caso y la familia lo adoptó inmediatamente, le dijo que ahora los disfrutara a ellos y nunca olvidara a sus dos viejos amigos, el vagabundo y a él, después de esto Donan dejo a amigo y volvió a casa antes del amanecer, toco su cuerpo y volvió a iniciar un nuevo día.