sábado, 31 de octubre de 2015

Noche Cuatro

Noche Cuatro

Nuevamente se separó del cuerpo, esta vez se apresuró para poder hacer algo en vez de quedarse pensando, lo primero que hizo fue salir de su casa, nuevamente se dirigió al centro, atravesaba las casas en busca de un cuerpo, esa noche parecía más tranquila, tardó varias horas buscando un cuerpo que utilizar hasta que finalmente entro en la habitación de un niño, lo observó cuidadosamente y descubrió que no respiraba, se acercó lentamente a tocarlo y al momento de tocarlo Donan despertó en el cuerpo del niño, a través de sus recuerdos más importantes descubrió que se llamaba Remon, que sus recuerdos más felices eran junto a sus padres y su hermano menor y que disfrutaba ir a la primaria al parecer al tercer grado, Donan sintió una gran tristeza de que un niño tan pequeño hubiera muerto, tenía mucho por delante pero el destino le dijo que ya era su momento,  Donan se levantó de la cama en uno shorts y una playera sin dibujos, al lado de su cama estaba su mochila, Donan abrió la mochila, saco un cuaderno y un lápiz, el empezó a escribir a su familia usando los recuerdos y memorias que tenía el cuerpo de Remon, le escribió a los padres y al hermano que los quería muchísimo pero él sabía que no podría estar con ellos, él sabía que iba a morir pero le habian dado una gran vida, no sabía porque dejaría este mundo o que es lo que seguía, pero que a pesar de todo no lo podía cambiar, le dijo a su familia que fueran felices por siempre hasta que volvieran a encontrarse y que e hicieran el favor de mostrar la carta a nadie, esto último salió de Donan pues no podía arriesgarse a que alguien descubriera lo que pasaba ni si quiera indirectamente, después de esto el niño salió por la ventana que aunque estaba en un segundo piso era muy accesible a un árbol, empezó a descender por el árbol y finalmente se fue con el cuerpo del niño, Donan pensó en que podría hacer con ese cuerpo, que habilidades tenía además de escalar árboles, Donan se fue lejos de allí mientras buscaba algo que hacer, caminó unos minutos por la zona, pero como en cualquier lugar peligroso no tardó en encontrar problemas, pero estos problemas eran muy peculiares, Donan se encontró a otro niño en una de las calles, este niño era moreno, más pequeño que él, estaba hambriento y era muy delgado, además tenía mucho frio, parecía que estaba a punto de morir, Donan se le acercó, le dijo que se llamaba Remon, le preguntó su nombre pero le dijo que no tenía nombre, le pregunto de donde venía o porque estaba en esa situación pero al parecer no sabía nada ni siquiera de sí mismo, Donan dentro de las memorias de Remon sobre todo las más recientes recordó que había mucha comida en su casa, le dijo al niño que lo acompañará para darle de comer, después irían al orfanato para que estuviera más seguro y encontrara una familia, el niño y Donan fueron a la casa de Remon, después de varios minutos caminando llegaron a su destino, Donan le dijo al niño que lo esperara que pronto volvería con la comida, Donan fue por una cobija para que siguiera caminando pero sin frio, le arrojó la cobija por la ventana para que se cubriera mientras volvía, luego entró por la comida, tomo tanto como pudo cargar y se dirigió sigilosamente a la ventana, cuando estaba dispuesto a arrojar la comida Donan se percató que el niño ya no se movía, dejo la comida en su cuarto y bajó rápidamente, Remon sabia tomar el pulso y Donan uso esta habilidad para ver si el niño seguía con vida pero lamentablemente su hora también había llegado, ahora había un problema más grande, había un cuerpo tirado en el patio de la casa que descubrirían a la mañana siguiente y también cuando Donan dejara el cuerpo en el que estaba habría dos fallecidos, ese pobre niño y Remon, Donan como pudo arrastró lejos de ese lugar al cuerpo del niño, después volvió a la cama y se quedó con los ojos cerrados por un buen rato esperando el momento en el que moriría naturalmente tal y como sucedió con el cuerpo del policía, debió estar allí al menos dos horas y nada ocurrió, pronto se desesperó, tomo la nota que había escrito y la arrojó muy lejos, aunque quería gritar pensaba el por qué no se separaba de ese cuerpo, también puso la alarma a las seis de la mañana porque sino lograba irse a esa hora tendría que suicidarse para salir del cuerpo, como desesperarse no daba resultado optó por tranquilizarse, se concentró en salir de ese cuerpo, poco a poco pensó en quien era, en que su destino era diferente al de cada ser humano en la tierra, sabía que no debía quedarse ahí porque ese no era su lugar y que tenía que volver a casa, poco a poco se fue separando del cuerpo hasta salir por completo de él, cuando salió inmediatamente esa tranquilidad se desvaneció pus allí estaba otro fantasma muy temeroso, era el fantasma del niño muerto, parece que él no había trascendido, le dijo que no se preocupará que si estaba allí era por algo muy especial, esto tranquilizó un poco al niño pero él no sabía qué hacer, Donan no tardó en pensar que tal vez el cuerpo de Remon quizás era una oportunidad para este niño, Donan no pudo salir de este cuerpo como de los otros tal vez porque el cuerpo aun servía así que le dijo al niño que tocará el cuerpo, Donan observó como el cuerpo absorbió el alma y empezó a respirar, parecía que el cuerpo de Remon estaba dormido y tranquilo, Donan se quedó un largo rato esperando a que sonará la alarma hasta que finalmente sonó, cuando despertó, el niño en el cuerpo de Remon se dijo a sí mismo, que tenía mucha flojera, porque se había puesto la alarma si se despertaba en una hora, se dijo que se volvería a dormir y despertaría después para ir a la escuela a jugar con sus amigos y jugar futbol en el recreo, después de esto no tardó en dormirse, Donan se dio cuenta que el niño había vuelto a la vida pero con todos los recuerdos de Remon en vez de los suyos, de alguna forma él había encontrado una familia y sería feliz mientras que el verdadero Remon estaba donde pertenecía, así que se fue a casa muy satisfecho y algo confundido por lo que había pasado sobre todo porque observó un espíritu que no trascendió que se quedó con otro cuerpo sin dañarlo y que él había podido separarse de un cuerpo solo concentrándose, llegó a su casa y espero unos minutos para que fueran las siete, cuando llegó la hora tocó su cuerpo e inicio un nuevo día.